martes, setiembre 05, 2006

El fin de la incultura

Es muy importante terminar con la incultura. No, no con lo que esa palabra representa, sino con la palabra en sí. Debemos desterrarla de nuestras conversaciones, encerrarla en un calabozo y destruir la llave, porque su uso conlleva muchas desventajas. Y sobre todo porque representa algo que no existe.

Para entender el alcance del parrafo anterior es necesario revisar el concepto al que la palabra "incultura" se opone: la cultura. En el año 2002 la UNESCO definía la cultura de esta forma:

"... la cultura debe ser entendida como un conjunto de características espirituales, materiales, intelectuales y emocionales distintivas de una sociedad o grupo social, y comprenden, en adición al arte y la literatura, estilos de vida, formas de vivir juntos, sistemas de valores, tradiciones y creencias" (UNESCO. 2002. Declaración Universal de la Diversidad Cultural).

Siguiendo esta definición, la incultura debería ser la ausencia de dichas características en un grupo social. Pero no existen grupos sociales que no tengan particularidades espirituales, materiales, etc. propias. Por el contrario, son justamente esas características las que definen a cualquier grupo social. Es decir, la cultura es inherente a los grupos humanos. No existe la persona sin cultura.

El párrafo anterior de basa, sin embargo, en la definición de la UNESCO. ¿Es posible que dicha definición sea equivocada? ¿Por qué hizo la UNESCO esa deficinión en el año 2002? ¿Era necesaria una definición, no estaba claro ya en esa fecha qué era la cultura? ¿De dónde proviene el concepto "incultura", si tal cosa no existe?

La respuesta está en la historia del concepto "cultura". En la Europa de los siglos 18 y 19 se desarrolló una noción de cultura que identificaba el término con "civilización" y lo contrastaba con "naturaleza". Según esta visión algunos grupos humanos eran más civilizados que otros, lo cual constituía una justificación para las desigualdades de las sociedades europeas de esos siglos y para el colonialismo. La cultura y la civilización eran identificadas con bienes y actividades de élite como las obras de arte de los museos y la música clásica. Teóricos como Matthew Arnold (1822, 1888) se referían a la cultura de esta forma: "...siendo la cultura una búsqueda de nuestra total perfección por medio de conocer, en todos los asuntos que más nos interesen, lo mejor que ha sido pensado y dicho en el mundo" (Arnold, Matthew. 1869. Culture and Anarchy).

Esta noción de cultura ha sido abandonada posteriormente por los científicos sociales en favor del reconocimiento de la diversidad cultural. Sin embargo, la noción ha sobrevivido, particularmente entre las personas que consumen aquellos bienes que en el pasado pertenecían a las élites. Por eso todavía oimos hablar de la necesidad de "culturizar" al pueblo, ó escuchamos tildar a tal o cual persona de "inculto".

Es imposible "culturizar" a nadie, pues cada cual tiene su propia cultura. Por el mismo motivo no existen las personas "incultas". El uso de estas palabras nos pone en el inmediato riesgo de decir hablar cosas que no tienen relación con la realidad.

Pero este no es, en mi opinión, en mayor peligro. El uso del término incultura incluye la pretensión de que éxisten culturas mejores que otras. Esto entorpece el intercambio cultural dentro de nuestras sociedades, pues conduce al rechazo. Con nadie podré compartir mi cultura si va acompañada de la noción de que su cultura es inferior. Nadie podrá compartir su cultura conmigo si yo estoy convencido de que su cultura es inferior. En un caso mi cultura es rechazada y en el otro yo rechazo la cultura de otra persona. Esto conduce al empobrecimiento de información en nuestras sociedades, a la perdida de la diversidad cultural. Podemos evitarlo si abrimos nuestras mentes al intercambio con las diferentes subculturas con que convivimos diariamente.

4 comentarios:

Sadiel Cuentas dijo...

El sexto párrafo de este artículo está basado en una sección de este artículo en wikipedia.

fred dijo...

- "Subcultura" no es un reconocimiento deficitario a una cultura?

- Si una cultura mayor - digamos la de un imperio- busca instalarse sobre otras aplastándolas, eso no es un acto incultural? Si los medios de comunicación solo le dan ventana a la violencia y a actividades culturales que responden a intereses de mercado, no es esa también una acción de inculturación hacia las otras expresiones culturales no toleradas en el espacio público que crea un medio de comunicación?

fred dijo...

cuando digo mayor es porque tiene de lado todos los medios de difusión y el poder a su lado.

Sadiel Cuentas dijo...

Hola Fred, gracias por tus comentarios.

El término "subcultura" es similar a "subconjunto". No se trata de una cultura inferior, se trata de una cultura comprendida dentro de otra cultura. Por ejemplo, la cultura Punk es una subcultura de la cultura occidental.

El fenómeno al que te refieres en el segundo párrafo es conocido como "transculturización". No es la "inculturización" ó la "desculturización" de una cultura, es simplemente su transformación. No sé si sea bueno o malo, pero el que las culturas se vean modificadas por adoptar elementos de otras culturas (o por que les sean impuestos) es algo que ocurre desde siempre.